Objetivo

Contribuir a la elevación del bienestar y la calidad de vida del individuo y la familia, con pleno respeto a la libertad de los individuos y de las parejas a decidir el numero y espaciamiento de los hijos y a los valores tradicionales de cada región del Estado.